Korehira Watanabe

La revolución industrial trajo consigo un cambio absoluto en nuestros modelos de producción y consumo.

Muchas de las consecuencias fueron, hasta cierto punto, beneficiosas para el grueso de la población.

Productos que antes solo podían ser adquiridos por familias o individuos adinerados de pronto quedaron al alcance de un público más amplio.

La producción masiva y en serie democratizó muchos bienes y servicios.

Visto desde este punto de vista el panorama suena muy atractivo…

¿Pero tal vez hay algo que perdimos en el camino?

¿Cuál es la principal diferencia, más allá de métodos o técnicas de producción, entre un producto verdaderamente artesanal y uno producido industrialmente?

Lo primero que surge en la mente de casi todos nosotros son factores circunstanciales que tienen muy poco que ver con la respuesta correcta.

El precio, los acabados, la uniformidad o la calidad de los materiales pueden ser lo primero que salta a la vista, pero nos hablan muy poco de lo que realmente hay detrás de ellos.

Lo que muchos olvidan es que, mientras que el producto masivo es totalmente impersonal, los objetos artesanales que verdaderamente merecen ser llamados así llevan consigo la pasión, entrega y cuidado de un autor.

He aquí el ejemplo de Korehira Watanabe, uno de los últimos orfebres fabricantes de espadas del Japón.

Su entrega y total pasión por este arte ancestral lo han llevado a pasar los últimos cuarenta años de su vida tratando de recrear la famosas espadas Koto de los períodos Heian y Kamakura (794-1333 CE).

¿Puede esta pasión encontrar un lugar en un mundo moderno que demanda productos en cantidades masivas?

Yo creo que si.

Tal vez no podamos o debamos regresar al tiempo en que todo tenía que hacerse a mano y de forma individual. Pero si podemos recuperar esa misma pasión, entrega y atención al detalle que estos artesanos vertieron sobre sus creaciones.

¿Un mundo en el que hasta los artículos más mundanos reflejen el orgullo de sus creadores y sea un deleite usarlos?

¿Porqué no?

vía: ETSY